EL RITUAL DEL MOÑETUN

EL BAÑO DE MADRUGADA EN WETRIPANTU

Las mañanas de wetripantu, la que amanece despuès de esa noche más larga que otras y vivida con una velada de buena mesa -kume yael- y sobre todo buena conversación-kume nutram- no son las mismas sin un potente moñetum.
Se trata del baño que los mapuche tradicionalmente toman en un estero, cascada, río, lago u océano a eso de las 6 de la mañana, prácticamente al amanecer de we tripantu y la llegada de los primeros rayos de sol. Es una práctica que familias enteras comparten con total naturalidad y se realiza sin obligación pero con abierto respeto y disposición a recibir esas aguas que tienen todo el frescor de lo nuevo, lo impoluto, lo que dejó la noche y su preciosa nueva red que marca un nuevo ciclo.


Suele hacerlo gente joven en grupos numerosos pero también cunde en la intimidad de una familia, donde sigue siendo un ritual en el que participan unos pocos hermanos o primos muy cercanos o en dúos como padre o hijo o parejas que aceptan el llamado de la bendición y despertar al que convoca el agua, que aunque venga a temperaturas gélidas, alegra el espíritu, asì como remece el cuerpo y la mente.

Monetun4

Se trata de un ejercicio de completa entrega a ese elemento agua( en menoko_ estero trayenko-cascada , ragco-vertiente) que envuelve y traspasa los huesos pero que revive, repara y provoca lo que en términos actuales se define con el anglicismo de cambio de switch o un completo reset que el calul (cuerpo)recibe hasta en sus partes más íntimas y asì, el ser humano se comunica con el agua y su gnen o dueño, al cual no se venera pero se agradece y se festina en su plenitud.


Recordemos que es cambio de otoño a invierno y que en el sur del país, en esa zona que los mapuches conocen como walmapu, ese cambio desde el otoño trae amaneceres con escarchas y temperatura bajo cero que hace que las aguas tomen forma de filo en la piel. Todos los que llevan a cabo un moñetum sabe mos que el dolor es compañero. Los pies, de hecho, duelen con la escarcha, como una señal potente de que el dolor momentáneo lleva a la renovación.

Muchos ven en el Moñetun, un ritual para demostrar entereza y valentía, cuasi como una manera de lucir la resistencia del cuerpo al frío, pero en realidad es más que un frívolo ejercicio de vanidad. Aunque el lucir, no sea ajeno a la manera en que muchas veces se vive el muñetún como espacio o instancia donde se demuestra mutuamente la destreza o la belleza entre sexos opuestos, lo que da lugar también al humor y la alegrìa de recibir una nueva aurora en la piel hùmeda.

 

Los conquistadores lo veían como un ritual del más puro salvajismo y denostaban como sucio al indígena por sentir la obligación de bañarse grupalmente a tempranas horas, como registrò Eduardo Galeano. Muchas historias abundan de baños en completa desnudez donde también se deja lugar el juego y el coqueteo. Es un ritual que entre parejas también genera un diálogo compartiendo el agua que se expresa con todo su furor.

Mapuches 1000x600 1
Wenoy tripantu. 2016

Así como la juventud puede rescatar sensualidad y juego, la gente mayor busca sanidad firmeza, liberación de dolores y sobre todo esa vitalidad que expresa el agua en la piel.Para quienes hemos vivido el moñetun, un ritual para nada prohibido y en el que todo ser humano se puede sentir invitado, impresiona ver la participación de ancianos: pu papai y pu chachai ,que vencen el frío, la vejez, el deterioro y climas congelantes para sumergir sus cuerpos en agua el sonido de un grito que nace en lo profundo a celebrar otro año vivos. No es mal visto el ir a las aguas, provisionados de un termo con café para el frío o un brindis salpicado de algún arreglado que en porciones mínimas ayuda a restablecer calores y que siempre se comparte con la tierra.

 

El moñetún es esencialmente una celebración y se vive con el recuerdo del antepasado que ya partió, a quien se homenajea con una plegaria o en ese brindis donde la memoria también canta, como las aguas que suenan en esa fecha , igual que enloquecidas campanas que anuncian buenos tiempos y dan buenas señales. Aguas que se impregnan en el cuerpo, que bien despierto y en estado de exaltación agradece la luz de un nuevo ciclo y eleva al wenu mapu, cielo, el deseo de un buen nuevo ciclo o mejor dicho: kume wiñol tripantu.

2 comentarios en “EL RITUAL DEL MOÑETUN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *