Conversando con Luis Lara

Un viaje al corazón palpitante de la Biblioteca del Centro Ceremonial de Pueblos Originarios.

En el corazón de Peñalolén, donde la Avenida José Arrieta se encuentra con la Avenida Tobalaba, entre el bullicio de un aeródromo y la imponencia de un recinto deportivo de talla olímpica, se erige un oasis de conocimiento ancestral y contemporáneo: la Biblioteca del Centro Ceremonial de Pueblos Originarios. Un espacio que trasciende la simpleza de un repositorio de libros, transformándose en un lienzo vivo, en constante movimiento y transformación, donde el diálogo intercultural, la creatividad y el fomento del saber ancestral convergen en una experiencia enriquecedora.

Img 20240513 101230 scaled e1716225058943
Un encuentro con Luis Lara, el guardián apasionado:

Tuvimos la fortuna de conversar con Luis Lara, bibliotecario de profesión y guardián apasionado de este tesoro cultural. Su entusiasmo y pasión nos sumergieron en un relato donde la biblioteca cobra vida, revelando su esencia como ágora moderna, donde se construye conocimiento, se fortalecen lazos y se sueña con un futuro más inclusivo.

Lejos de ser un lugar solemne y silencioso, la Biblioteca del Centro Ceremonial de Pueblos Originarios derriba los prejuicios que encasillan a las bibliotecas como espacios rígidos. Aquí, la conversación, la creatividad y la expresión artística son bienvenidas. Se invita a emprendedores a utilizar el espacio y el equipamiento computacional como cowork, a estudiantes y profesores a realizar clases de homeschooling, y a todo aquel que busque un refugio para dar rienda suelta a su imaginación.

Un tesoro de conocimiento ancestral al alcance de todos:

Su colección bibliográfica, cuidadosamente seleccionada, alberga un vasto tesoro de conocimiento ancestral y vigente sobre las culturas indígenas de Chile y el mundo. En este espacio, la sabiduría de los pueblos originarios se hace tangible, invitando a un viaje a través de las tradiciones, cosmovisiones e historias que conforman la rica herencia cultural de nuestro continente.

Un ejemplo palpable de la dinámica y el espíritu creativo que impregna la biblioteca es el taller de escritura creativa organizado por un grupo de adultos mayores. Sus participantes, jubilados y algunos ex docentes, se citan para leer, compartir, escribir, actuar y desarrollar todo tipo de expresiones artísticas. Valoran la libertad que han encontrado en este espacio a través de la autogestión, donde sus voces y experiencias cobran protagonismo, enriqueciendo el intercambio cultural y fortaleciendo los lazos entre generaciones.

Conversando con luis lara
Un bibliotecario testigo de la transformación:

Luis Lara nos confiesa ser parte de una experiencia enriquecedora que ha transformado su perspectiva. Este desafío lo ha convertido en un testigo del cambio generacional y cultural que se vive entre usuarios y lectores, donde lo indígena no es solo visto como un conflicto, sino como un tesoro invaluable.

El público que frecuenta la biblioteca es heterogéneo, reflejando la diversidad de intereses y necesidades que confluyen en este espacio. Los adultos mayores buscan información sobre salud, hierbas medicinales y gastronomía indígena, mientras que los adultos entre 50 años se interesan por la política, los cambios sociales y la historia. Las generaciones más jóvenes, padres con hijos, tienen un doble propósito: entretenerse en su afición a la lectura y también incentivar y motivar a sus hijos. Entre los jóvenes, cunde el interés por la literatura sobre temas como vestigios de los pueblos fueguinos extintos, evidenciando una sed de conocimiento por el pasado y las culturas ancestrales.

Más que un lugar para leer: un faro que ilumina el futuro:

 

La Biblioteca del Centro Ceremonial de Pueblos Originarios es más que un simple lugar para leer. Es un faro que ilumina el deseo de preservar nuestra memoria ancestral y de construir un futuro más inclusivo y respetuoso con la diversidad. La comunidad puede encontrar aquí un refugio para el aprendizaje, la expresión artística y el encuentro con el otro.

Es hora de abandonar la imagen de la biblioteca como un lugar silencioso y solemne, y abrazar su potencial como ágora moderna, donde se construye conocimiento, se fortalecen lazos y se sueña con un futuro mejor. La Biblioteca del Centro Ceremonial de Pueblos Originarios, con su espíritu dinámico, inclusivo y promotor del diálogo intercultural, nos invita a ser parte de esta transformación, a sumergirnos en el conocimiento ancestral y a construir juntos una sociedad más justa y respetuosa con la diversidad.

Facebook
X
LinkedIn
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *